Remedio para los moratones

Si te has dado un golpe, antes de que te salga un moratón (se dice moratón, no “moretón”), aplícate un poco de miel. La miel es antinflamatoria y evitará el hematoma.

Cuando era pequeña, mi madre cerró la puerta del coche y no se dio cuenta que tenía la manita en la visagra, así que me pilló todos los dedos. Me llevó corriendo a urgencias y le dijeron que el impacto había sido tal que perdería todas las uñas, y sin recetarme nada me mandaron a casa. Al llegar mi madre se acordó que de bebé me ponía miel en los chichones que me hacía al caerme, así que me echó abundante miel en la mano y la envolvió en servilletas; así dormí toda la noche. A la mañana siguiente todavía la tenía algo hinchada y dolorida pero ni se me puso morada ni perdí ninguna uña. Increíble, ¿verdad? Pues funciona 😉

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño web | Alojado por FactoryMediaWeb