Be Sweet mi tienda favorita ever

Esta Semana Santa he vuelto de visita a casa de mis padres y como no, he hecho la parada imprescindible en Be Sweet, mi tienda favorita de Madrid.
Be Sweet, es una tienda de chucherías especializada, pero como ya conté en la crónica que hice para mi otro blog Suspicious Mind no es una tienda cualquiera. Es como el local donde los adultos pueden cumplir los sueños que tenían de pequeños.

¿Qué te gustan los conguitos? Pues en Be Sweet tienes un saco de un kilo. Eso y miles de golosinas que jamás hubieras pensado.
En mi caso, como me apasionan los caramelos Pez pero odio gastarme 2€ en un dispensador que la mayoría de las veces acaba en la basura, tenía pendiente comprarme la caja que contiene nada menos que 100 paquetillos.
En su momento, cuando me lo recomendaron no me lo llevé porque iba muy mal de pasta, luego he vuelto 2 veces y estaba agotado, se ve que es uno de los productos estrella. Así que después de arrepentirme un montón de no habérmelo llevado en su momento esta vez les avisé con tiempo a través de su Facebook y fuí a recogerlo. Me estaban esperando 😀

Esta es mi fantástica caja de caramelos Pez con la que estoy encantadísima.

Para la próxima tengo pendiente comprarme el bote de fresones, mi segunda chuchería favorita después de los caramelos Pez, y que además no son fáciles de encontrar. Está muy bien de precio y es una barbaridad las que llevan, pero como siempre voy peladísima me tuve que conformar con traerme una bolsita. A la foto solo llegaron 3 el resto volaron a las pocas horas, jajaja, es que están brutales. 


También me di un capricho más. Cuando vi el stand que tenían de Jelly Bean no me pude resistir. Casi 50 tipos. Ahora mismo son el distribuidor en Europa con mayor número de sabores y en breve incorporan 4 más.
Elegir era complicadísimo, todos tenían una pintaza… Me decanté por el de algodón de azúcar, ponche-tropical, sandía, doble cereza, tutti-frutti y un par de ellos más que ya no recuerdo.


Lo bueno es que todos los sabores vienen en el reverso de la bolsa, así puedes saber cuál estas comiendo.


Y todas están buenísimas, como todo lo que tiene la tienda, además, son encantadores. Me gusta mucho ir allí porque además de tener las chuches más curiosas y deliciosas, te tratan genial y siempre te cuentan la historia y curiosidades de los productos.
En serio, si no conocéis la tienda estáis tardando en ir. Está en la paralela a Fuencarral, en la esquinita con Velarde (la calle de la Vía Lactea) en metro Tribunal. Si os gusta el dulce vais a alucinar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño web | Alojado por FactoryMediaWeb